VIA de ESCAPE.

VÍA de ESCAPE.

El concepto de vía, puede tomar muchas acepciones. Si pensamos en las vías del tren parece bastante claro que cuando hay desvíos en la dirección principal, encontramos una especie de mecanismo que permite variar el rumbo principal. Lo que nos coloca en posición de poder asimilar este concepto cuando no me estoy refiriendo a asuntos ferroviarios. Voy enredándome en las ramas para despistar, para que parezca que voy a decir algo importante. Nada mas lejos de la realidad; pues en definitiva no son mas que enredos de la mente, juegos del pensamiento en torno a una imagen. De una Montaña ¡¡¡¡ COMO NO ¡¡¡¡. – este chico es monotematico -. El caso es que en el lugar donde vivo tenemos el privilegio de contar con la PRESENCIA, – si con mayúsculas pues su figura y formas, te hacen dirigir la vista hacia esa cumbre, como que reclamase tu atención, para que le dediques una parte de tu tiempo, de modo que te traslada a cerca de 3000 mt, casi casi, pero las lineas que traza en sus laderas, crestas, canchales, abismos, y en invierno engalanada de ventisqueros, cornisas, avalanchas y neveros, con sus diferentes matices de blancos. Una cima muy característica, con una acusada personalidad de Dueña y Señora del rosario de las demás cumbres que la acompañan y rodean, como si de un particular séquito o corte se tratase; origen de multitud de valles, vaguadas, por los que en ocasiones se deslizan torrentes, hasta desembocar en algún Ibon, o Basa, y en otras al poco de nacer buscan las profundidades de cárcavas, foraus y simas, que pueblan sus mundos internos, con sus pretéritas cuevas. EL COTIELLA, me contempla y yo a el cada vez que me saca de paseo mi perrete, nos acompaña en el transcurso del mismo, mas allá de que lo queramos o no, y de que lo miremos o lo ignoremos. Allí se mantiene, y en mi fuero interno se que a pesar de no haber hollado su cumbre, como si de una figura arquetipica hablásemos, la energía que me trasmite, es un Regalo, al que en ocasiones no valoro lo que merece. ? Pero porque el titulo ¿. Pues lo que me llega proviene de lejos en el tiempo; de cuando en mi juventud descubrí LAS MONTAÑAS, lo que me aportaban, como me protegían, como me mostraban que había un mundo paralelo, al cotidiano, al día a día, rutinario, monótono, absurdo muchas veces, y cada vez mas LOCO. He aquí que al descubrir esa otra dimensión y vivirla cada vez con mas intensidad, hizo que mis pensamientos, mas aun mis anhelos tratasen por todos los medios de huir, de escapar de una vida dolorosa e incongruente, tomando la “ Vía de Escape “ de LA MONTAÑA, buscando la manera de acercarme lo mas posible a su esencia, a su contenido, a su vibración y dejar que poco a poco me fuese ayudando a despojarme de cargas, lastres, traumas, limpiándome tanto interna como externamente, bajo sus tormentas torrenciales, y en sus ríos y torrenteras. Esta forma de ver Las Montañas, creo que no era a mi solo que le pasaba, pues lo que mas de uno expresaba de forma, literal en ocasiones, y en muchas otras camuflado bajo otros tipos de pretextos, venia a corroborar mis sospechas; de que vivíamos pensando o bien en la ruta que habíamos andado el domingo anterior, o ya andábamos planeando a donde iríamos a escalar el próximo fin de semana, y mientras tanto los ratos libres, leyendo relatos de Roger Frison Rocher, Gaston Rébuffat, que alimentasen nuestros sueños juveniles. No cabe ninguna duda de que la perspectiva desde la que esta observado es la de alguien cuya visión esta situada en un contexto totalmente distinto del actual, no solo por la edad, si no porque la sociedad actual no se parece en casi nada a la que vivimos cuando ocurrieron las primeras tomas de contacto con las cumbres, con la Aventura a unos niveles que tan solo analizando el nivel del material del que disponíamos, ya fuera de ropa o equipamiento para la escalada; significaba una confianza en uno mismo y en el medio que de otra manera hubiera resultado imposible. También he de reconocer que algunos compañeros se fueron quedando por el camino; haciendo algo que les hacia muy felices y disfrutaban .

PIELES de SACO.

PIELES de SACO.

Creo recordar que era finales de Febrero o principio de Marzo; claro esta que en esas fechas en pleno corazón del Pirineo los días aun eran fríos y cortos. Tres colegas habíamos tenido la idea de tratar de subir el Vignemale en invierno, y la ruta elegida a través de todo el Valle de Bujaruelo y saltar por su cabecera hasta las Ouletes de Gaube. Pasamos la noche en una borda junto al meson. ( Fijaos que digo pasar la noche, no dormir o descansar ). Llegar hasta ese punto fue laborioso, primero el tren Canfranero hasta Sabiñanigo, allí un taxi que nos llevase a Torla , una vez en el pueblo, a darle al calcetín primero hasta el Puente de los Navarros, y ya por la cuenca del rio Ara para arriba, mientras constatábamos que debido a la estrechez del mismo, no nos acompañó el sol demasiadas horas. Lo que se hacia muy evidente era que no había nadie mas que nosotros por aquellos pagos, pues el albergue solo se mantenía abierto en verano, con lo que tuvimos suerte de que aquella borda estuviera abierta para resguardarnos, dentro de lo relativo. El clima era frio pero seco con lo que la nieve hasta un poco mas arriba del puente aparecía discontinua, y muy dura. Para la ocasión nos habíamos pertrechado del material mas o menos idóneo, skis de travesía, cuchillas y pieles de foca, – Aquí es donde retomamos el encabezamiento, pues resulta que yo solo pude conseguir que me prestasen unas especie de lonas, como de tela de saco, que con unas correillas, se ? Sujetaban ¿ en la suela del ski – Ya calzados con tan peculiar invento, fuimos subiendo mas mal que bien – Teníamos mucho optimismo, e Ilusión, pero eramos unos PARDILLOS completos en ski de travesía -, resbalando en las medias laderas algo pendientes, peleando con aquellas lonas que parecía que tenían vida propia y su único cometido era tratar de escaparse de la manera que fuese de la suela de las tablas, lo que me suponía un desgaste de energía tremendo al no confiar demasiado en cuando se iban a soltar, dando un traspiés, que me desequilibraba hasta acabar en el suelo en mas de una ocasión, mientras yo veía como los compañeros con las pieles de foca, no sufrían aquellos inconvenientes o no de una forma tan continuada. dia a esa disciplina se le llama “Foquear”, por tanto lo que yo hice le podriamos bautizar con peculiar verbo “sakear” ( ? Pero esto no es lo que hacen los BANCOS y los POLITICOS ). – ¡¡¡¡ Que te vas por las ramas, colega -. Pero la Juventud no conoce limites y dispone de grandes dosis de energía, y con esas herramientas conseguimos llegar a la Cabaña de Ordiso, con luz suficiente para observar como por el Norte comenzaban a aparecer unas nubes con las que no contábamos. Haciendo balance de como había ido la marcha durante el día, del tipo y la cantidad de nieve que estábamos encontrando, acordamos posponer a la mañana siguiente la decisión de seguir o dar marcha atrás, valorando sobre todo la cuestión del clima – Tengamos en cuenta que no había por entonces, ni previsiones meteorológicas, ni un smartphone en donde recabar información. El FRIO era cada vez mas evidente, y enfundados en las chaquetas de plumas, nos pusimos a preparar los brebajes tipo puré con diversos tropezones en forma de cachos de fuet, chorizo, queso,en el pequeño recinto de la cabaña de pastores el ambientillo se transformo con los efluvios que se desprendían del fogón mientras íbamos dando vueltas con la cuchara a tan suculenta pitanza, ? O quizás era el hambre que traíamos después del esfuerzo ¿. Pienso que debió ser lo segundo pues no es que subiera la temperatura pero los jugos gástricos de nuestros respectivos estómagos ya se habían puesto en marcha como si les llamasen al combate, salivando de deseo por meter la cuchara en la boca, aunque corriéramos el riesgo de abrasarnos el paladar presa del hambre. Como así sucedió de hecho, mas unos que otros hasta el punto de que uno de ellos se planto serio, diciendo, bastante airado ¡¡¡¡ ME VAIS A DEJAR SIN COMER, COÑO ¡¡¡¡ – que el no tenia paladar de amianto,…..retomamos las reglas de urbanidad, y – Todo quedo en anécdota para el archivo, y con la andorga llena, y la noche en ciernes, cargada de buenas dosis de FRIO. No tardamos en buscar la protección de los sacos de dormir, con la duda de ? Mañana que ¿. Cielos cubiertos vientos de Norte. Parece que la parte escondida de los Montañeros ( Sobre todo de los novatos ) Sacó, toda su parafernalia para que analizásemos en profundidad y sin apasionamientos todos y cada uno de los factores con los que nos estábamos encontrando, a saber, progresion muy lenta, nieve casi hielo de dura que estaba, muy pocas horas de luz, pero lo que ya le puso la GUINDA al pastel por la repercusión que tenia, fue pese ha estar dentro del refugio, las lonas que yo llevaba se aguantaban de pie solas, estaban duras como piedra, completamente heladas. Vamos que la supuesta labor de frenar el deslizamiento del ski hacia atrás, había desaparecido totalmente ( ? Tal vez por eso los esquimales usan eso ¿ ). Menos mal que dimos la vuelta pues desde Riglos, adonde fuimos después, el Pirineo no estaba para bromas.

LUZ de LUNA.

LUZ de LUNA.

Así de entrada parecería que fuese ha hablar de aquella antigua serie cómica de los años ochenta en la tele. Pues como veréis si continuáis leyendo, ni muchísimo menos se trata de eso. El asunto mas bien tratara de esclarecer – nunca mejor dicho – un asunto en el que mas de uno en el ambiente de escaladores y montañeros, vivimos en mayor o menor medida y cada uno con sus matices, detalles, y variaciones sobre el tema, pero con las conclusiones del mismo muy próximas en cuanto al desenlace final. – Parece que estés demorando el momento de meternos en harina, ? No ¿ -. Así que concretando y mas si os habéis parado a mirar la ilustración, aproximareis las elucubraciones sobre el particular. En los principios de nuestras andanzas por las Montañas, un problema al que todos tratábamos de poner solución, dentro cada uno de sus limitaciones y condicionantes, era cuando había que pasar la noche al raso ( Esto dicho en lenguaje coloquial ) osea que nos teníamos que preparar para el bivuoac, dicho en fino; o lo que significaba mas o menos dormir a trompicones, tratando de no pasar demasiado frio. Y ahí es en donde en mi caso concreto, comencé a hacer inventos , a ingeniármelas como podía, tratando de no gastar mucho dinero – no lo tenia -. Empece como la gran mayoría echando mano de las mantas viejas que había por casa y que no estaban para tirar cohetes, y le añadí una especie de sabana que yo cosí malamente en forma de saco, con tal de conservar algo mas el calorcito. El siguiente paso fue que buscando con detenimiento en algún armario de casa encontré un saco hecho con una lana muy basta y recia, que se habían usado antiguamente en el pueblo de mi abuelo para transportar el grano de trigo desde la era, una vez que ya se había procesado hasta los atrojes del desván de la casa; eran no muy largos, solo llegaban hasta los riñones, mas o menos, una vez que habías conseguido meter las dos piernas a dentro pero la primera experiencia nocturna resulto bastante un desastre, pues era incomodisima la postura a la que te obligaba, por tanto dormir, lo que se dice dormir, no lo hice; solo pase la noche. Visto lo visto con algo que tenia ahorrado le pedí un préstamo a mi abuelo y me compre un saco de dormir tipo momia con cremallera y todo. Y hete aquí que con el colega nos fuimos para la Pedriza el sábado por la tarde, para al día siguiente subir hacia los Riscos de Nieves y el Cocodrilo y escalar algo. Como había casi luna llena, pasamos del Tolmo, y seguimos para arriba hasta que a mitad de camino encontramos un llanito y decidimos que iba a ser nuestro vivac. Contento como unas castañuelas, iba ha estrenar mi saco. Después de dar buena cuenta del bocata para cenar, nos enfundamos en el sobre, y cuando el primer sueño del cansancio se paso, comencé a notar fresquete, y entonces tome conciencia de que teniendo la cabeza metida dentro del saco, allí se veía casi tan bien como afuera, ¡¡¡¡ ERA UNA AUTENTICA PASADA ¡¡¡¡¡, pues la “ LUZ de LUNA “no tenia ningun inconveniente en atravesar el ? Relleno ¿ que se suponía me protegería del relente nocturno, y lo que se dice proteger, pues no, todo lo mas actuaba como distracción, como placebo, así que en ese sentido aprendí que aun tenia que pintar mas paredes para para poder adquirir un saco de “ Pedro GOMEZ “ con su pluma duvet y todo. La anécdota en cierta manera parece se retroalimentaba, pues, se de primera mano, de un amigo que en su caso El había comprado en EL RASTO, un saco de dormir del ejercito, ya usado, y cuando llego a su casa con su flamante adquisicion y lo vio su madre,¡¡¡¡¡ UFFFFF ¡¡¡¡¡ a pesar de sus intentos y sus bonitas razones de que estaba lavado y demás argumentos disuasorios, no convenció a su progenitora de que no lo tirase a la basura. Pero no solo se contento con eso si no que acompaño al hijo a comprar uno nuevo en los hermanos GONZA.

? HACIA DONDE ¿

? HACIA DONDE ¿

Hace poco rato que termine una acuarela, que no tiene ningún soporte narrado en el que sostenerse. Para explicarlo lisa y llanamente, esta ilustración no se que ilustra, no se para que, ? Tiene sentido ¿. A lo mejor es de esas veces en que algo escondido oculto quiere salir a la luz y no sabe como hacerlo, ni de que manera; pues tampoco hay una idea detrás que aporte claridad al asunto. Lo que salta a la vista con estas primeras frases es el CAOS, la falta de dirección, de cometido. Por otro lado comienza a asomar la patita una especie de fantasma que va consolidándose lentamente, tomando la forma de VACIO, mas bien como si yo mismo estuviese desapareciendo despacio y sutilmente. Remitiéndome a hechos concretos como que en las redes sociales me han puesto trabas y problemas para publicar mi blog, si añado lo sucedido en la ultima exposición que hice hace mas de dos años, en la que me desaparecieron unas cuantas piezas, y que en las redes si no pagas, la visibilidad cada vez es menor, el resultado al que llego es que no busque mas efecto que el que ha mi me genere al hacer este tipo de Creatividad, pues de momento aun parece que quedan algunos recovecos en mi interior en los que rascando mas, escudriñando , hurgando en aquel cajón escondido en el desván, de lo que va apareciendo, algunas cosas tienen el valor intrínseco que yo mismo quiera adjudicarle. Con la premisa y partiendo de la base de que lo que cuento, mis elucubraciones mentales, mis desvaríos del ego, mis reflexiones, solo tienen valor para mi mismo. Y no por egoísmo o por ególatra, mas bien al contrario. Teniendo muy presente que estos escritos y creaciones plásticas, son ni mas ni menos que la forma en que yo veo, desde mi punto de vista desde mi perspectiva, desde mis circunstancias físicas, vitales, emocionales, y anímicas, tamizadas por ese cedazo particular mio – lo que significa que cada un@ con su propio cernedor obtendrá otros resultados probablemente diametralmente opuestos – Al procesar la Especial, Extraordinaria, yo diría que nunca antes vivida, la situación actual. Que a tod@s en mayor o menor medida y con diferentes grados de Consciencia, nos esta CAMBIANDO – y no significa que sea para positivo o para todo lo contrario, en funcion de las expectativas de cada uno -. Tal vez por estas razones al poner titulo al escrito halla salido “ Hacia donde “. Pues el personaje del paisaje no sabemos si viene o va, si se aleja o trata de acercarse, no lleva ni mochila ni bolsa o algo que nos de una pista de ? Porque y Para que ¿ Y no soy yo quien tiene la respuesta, en ultima instancia seria Mi respuesta. Pero tenia claro que en mitad de ese paisaje aparecía una figura de esta índole, de la que no solo no sabemos nada, pues incluso podría asemejar una especie de ? Sombra ¿. Me sorprende que en la época del año en que estamos con el Sol acercándose cada vez mas al solsticio de verano, momentos en que, precisamente las sombras parece que por la inclinación de los rayos casi no tienen papel en el paisaje y la explosión de la luz es mas y mas patente, iluminando casi todos los rincones. Halla surgido esa figura como dando fe de su derecho a existir de su papel en esta GRAN PANTOMIMA.

BRIGADOOM.

BRIGADOOM.

Aun no era lo bastante mayor para ir solo al cine; y en aquella ocasión me había invitado una vecina muy cercana de nuestra familia; no tenia ni idea de que aquel nombre y lo que iba a ver en la pantalla, se me iba a quedar instalado sutilmente en aquellos rincones de nosotros mismos en donde guardamos a buen recaudo los hechos que por determinada circunstancia han dejado su impronta en mi, aunque a veces oculta bajo capas y mas capas de olvido, voluntario o no. Brigadoom, el nombre de la película, originada en una obra teatral de Broadway, dirigida por Vicente Minelli, y con Gene kelly como protagonista. Contaba la historia de un pueblo perdido en las Highlands Escocesas, que por efecto de un encantamiento se mantia dormido durante 100 años y despierta un solo día, para volver de nuevo al sueño de un siglo mas. A ese lugar llegan una pareja para cazar justo el dia del despertar y durante el se desarrolla la trama, dentro de un ambiente Mágico, al que en gran manera contribuye la presencia casi constante de los jirones de niebla, desdibujando limites, fundiendo contornos, abrazando las casas y parajes cercanos, matizando las luces y sombras creando un ambiente irreal, muy alejado de la cotidianidad, prosaica del día a día. Quizás ese aspecto de trasladarme a un mundo de ensoñacion lo mas alejado posible de mi supuesta vida normal, fue uno de los factores que tuvieron mas peso a la hora de depositar el poso que dejo en mi y que ha viajado en el tiempo mas de cincuenta años. Pues en aquellas épocas el Cine Olimpia, significo para mi una especie de “ Maquina del Tiempo “ a la que en muchas ocasiones me introducía a sabiendas de que me conseguía transportar a través de su pantalla lejos de aquella vida tan extraña en que estaba inmerso. Con aquellas 24 imágenes por segundo dándome la sensación de otros países, costumbres, paisajes, civilizaciones, que yo incorporaba a mi mente, como escape para poder seguir adelante. En la ilustración he reinventado la fachada de aquel local, pues el mismo paso por diferentes remodelaciones, este aspecto lo presentaba mas o menos hasta 1922, cuando la factura modernista la cambiaron por uno mas sobrio, menos artístico, – Feo diría yo -. También disponía a su lado de una terraza en la que en verano por la noche se hacia el Cine a la fresca, sentados en aquellas sillas plegables de tijera, incomodas para estar mucho rato sentados, con el suelo de tierra y escuchando de vez en cuando el paso cercano de algún coche, mientras apuraba los últimos sorbos ya calientes de un “ Trinaranjus “. Lo que resulta curioso, cuando menos, es que en el momento actual por el que nos están haciendo pasar, sin que casi nos estemos dando cuenta , están acaeciendo hechos históricos, como el que las salas de cine que ya estaban pasando muy malos momentos, con la llegada de internet, con las plataformas de streaming, de las que hay mucha oferta para elegir, si ademas le añadimos el miedo que han generado y esparcido por todo el mundo, nos encontramos con que en una isla en la que ya solo quedaban dos salas multicines; han tenido que cerrar. Podría verse como una nimiedad pero algún historiador ya ha alertado de la enorme trascendencia de los momentos y los hechos que están pasando, y lo queramos o no ver, el panorama global esta CAMBIANDO, a unos niveles y con un calado tan hondo, que si mas adelante podemos rebobinar la cinta y analizarla con detenimiento nos podremos dar cuenta de la TRASCENDENCIA. Aun hay personas que quieren creer que volverán a vivir en aquella supuesta normalidad – que no tenia nada de normal -. En estos catorce meses que llevamos esta saliendo a la luz TODO, eso significa que lo bueno, y lo chungo también, y los chunguitos siguen montados en sus carros, no se quieren bajar y menos aun que nadie trate de subirse. Parecería una especie de esbozo de guion para alguna película de ciencia ficción de esas que nos han acompañado en nuestras vidas, pero en esta ocasión, lejos de ser falso; cada día es mas real, pero el final aun no esta escrito. ? Creo ¿.

PD. Como anécdota, señalar que la ultima película que vi en uno de esos cines que ya han cerrado sus puertas hace poco, fue “ ARRIVAL “ La Llegada. Ciencia ficción ??? en la que en todo el planeta aparecen naves de una civilización ET.

CON DOS GANCHOS.

CON DOS GANCHOS.

El colega llevaba una de las primeras botas que llamaron, mixtas, pues era de plástico con botín extraíble y permitía una buena sujeción en la silveretta de travesía. Yo aun andaba con una bota Galibier de cuero, que creo recordar, llevaba en la caña de la misma un par de ganchos como las de ski, que supuestamente fijaban mejor el tobillo. Pero el truco para poder salir airoso a la hora de descender con aquel material consistía en mantener bien flexionadas las rodillas de forma que el peso de la mochila en la espalda no te venciera y terminases por los suelos en el mejor de los casos, con solo el susto, pues no estábamos eskiando por pista pisada. Corria el mes de Mayo de 1977 – ¿ Pero que forma aceptada es esta de comenzar una narración ?. Que yo sepa esto de que los meses corran, y los años también, me suena a ficción, a desvarió, o a solo tirarse el pego del autor, vamos que NO CORREN.-. Era la segunda ocasión en que viajábamos a Chamonix con intención de subir al Montblanc. En la primera solo vimos nevar y nieblas, pero eso también era tópico y típico. Sin embargo aquella vez nos acompañó la suerte, ya habíamos podido bajar la Valle Blanche, y disfrutado a la vez que como entreno en Grand Montets. Asi que ya solo quedaba ir para arriba y bajar con los skis desde el refugio Vallot. Lo anecdótico en aquella ocasión de una ascensión tan clásica lo produjo el hecho de que al llegar al refugio de Grand Mulets, nos dicen que el guarda no estaba, había tenido una urgencia y hasta el día siguiente no regresaba, de manera que suerte que llevamos nosotros para comer, y ademas en aquel especial enclave, que asemeja un nido de águila encaramado en una aérea arista rocosa en mitad del glaciar de Bossons, tan solo eramos 11 personas las que íbamos a pernoctar – Lo de pernoctar parece un eufemismo, una falacia, pues a las 20h, estábamos metidos en los sacos; y no creo que durmiera mas de un par de horas pues a las 23h, ya habia gente preparándose para salir, sin querer la actividad en el ambiente y la envergadura de la ascensión y bajada, hizo que los nervios nos mantuvieran ya en vela hasta que a las 12,30 mas o menos empezamos los preparativos, pues nos quedaba por delante un desnivel aproximado de 1800mt, hasta los 4810 de la cumbre; pasando por los 4362 del refugio vivac de Vallot. Nos resultaba grotesco y en cierta manera paradójico, mirar hacia el fondo del valle y ver la luces de Chamonix, pensando en que probablemente en ese mismo momento las discotecas podrían estar en su momento álgido, y nosotros dándole la espalda a esa realidad paralela, encaminábamos nuestros pasos en la dirección contraria, buscando otro tipo de vivencia de experiencia que dejase en nosotros una impronta, un poso mas duradero en el tiempo, en la memoria. El efecto hipnótico que generaba el paso, el deslizar monótono y la cadencia del mismo adaptándonos a la oscuridad de la noche que nos envolvía, un pie tras otro centrados en el circulo de luz del frontal y como banda sonora, el ruido de los skis y las cuchillas al morder la nieve, levantando esporádicamente la cabeza con tal de confirmar que los compañeros siguen ahí, ensimismados en sus propios mundos internos, tratando de dosificar las energías, mirando de acompasar el ritmo, de no trastabillar de no enganchar hielo duro, zigzagueando en la pendiente y comprobando que a pesar del esfuerzo continuado la ropa de abrigo no sobra, señal verídica de que con la altura que íbamos ganando, la temperatura iba bajando. De vez en cuando una barrita de chocolate o de turrón, comida al paso, resultaba un Manjar exquisito, dada la circunstancia. Y yo con mis ganas de atrapar en diapositivas, tan particular amanecer, poniendo especial cuidado en los cambios de tonalidad de la luz conforme las horas pasaban; hasta que comenzó a teñirse la nieve con matices violetas y rosados, sobre todo mirando hacia la cumbre mientras en los valles aun permanecía agazapada la nocturnidad; como anticipo del amanecer que nos empujaba cada vez con mas ímpetu, acompañándonos y ya iluminando lo suficiente para conseguir captar con la cámara aquellos efímeros instantes. Dejamos los skis en Vallot para calzárnoslos a la bajada y sin mas transcendencia pero bastante FRIO, – se granizo el agua de las cantimploras, dentro de la mochila – Alcanzamos la cumbre, comimos algo y el resto ya solo era ir bajando,a pie la arista y skiando ya hasta la estación del teleférico de Plan de Aguilles.

PAISAJE, SOLO.

PAISAJE, SOLO.

Es casi de Perogrullo, que decia que el agua moja. Pero si tomamos por separado cada palabra, podemos ver que las connotaciones son otras, pues concretamente este paisaje, solo existe en la imaginación, de cada uno y en consecuencia, cada quien, lo vera o lo interpretara como se le antoje o según la sintonía en la que vibre en ese momento; vamos en lenguaje llano, según con que pie nos hallamos levantado de la cama. Curiosamente la forma en que apreciamos un paisaje acostumbra a ser muy diferente si lo estamos compartiendo con alguien mas o como planteo SOLO. Curiosamente en mis correrías por las Montañas han sido muchas las ocasiones en que la soledad era mi compañía, en función de distintas variables, porque no coincidía en horarios o fechas con otros colegas, porque la opción por la que me había decantado no tenia el quorum suficiente y salia solo, porque después del turno en el refu, solo había tiempo para una excursión rápida, porque quería estar solo o porque no encontraba con quien compartir esa experiencia. En definitiva esta especie de tónica, termino por convertirse en costumbre, con la que acabe sintiéndome muy cómodo, siempre y cuando mantuviera una situación de atención alerta, para no cometer errores que pusieran en riesgo mi físico, pues al no haber compañía, nadie te iba a poder ayudar, pero esa circunstancia ya la habíamos tratado en algún post anterior. Pero la capacidad de percepción, a todos los niveles, visual, auditivo, de sensaciones al notar la brisa, o los olores; yendo solo aumenta de manera considerable. Podríamos decir que el mismo sitio la misma panorámica cambia sustancialmente si la observamos en silencio solos, que cuando la hacemos acompañados. Como también sufre una enorme transformación frente a la hora del día en que estemos, por la inclinación del sol, lo que genera unas sombras y volúmenes que acompañan al paisaje dotándolo de dimensiones distintas, a las que nos presentaría en el mediodía; mas aun al atardecer cuando la luz tiende a desaparecer lentamente camino de la oscuridad nocturna; esta circunstancia afecta en nuestras emociones en nuestro animo, a condición de que nos movamos por terreno conocido, por el que andamos cómodos y confiados o en caso contrario, de que no sepamos bien cuanto tiempo nos queda para acceder a lugar seguro antes de que sea noche cerrada; el estrés y la adrenalina generada por el mismo, lo menos que nos va a permitir es no ya contemplar el paisaje, ni si quiera ver mas allá de donde dar el siguiente paso, que nos acerque cada vez mas al descanso. Y todo en torno a un paisaje cualquiera, visto mil veces, o descubierto en ese momento. Pero tratando de utilizarlo como herramienta para tomar un poco mas de consciencia del mundo en que estamos y de como nos queremos relacionar con el. Usándolo como si de un parque de atracciones privado se tratase, que unicamente esta aquí para que nos aprovechemos de el sin mas. O viéndolo como un espacio NATURAL SAGRADO, en el que se nos ha permitido acceder temporalmente, en donde nos podamos encontrar a nosotros mismos, y que cuando eso suceda lo que contemplemos en el espejo no nos decepcione.

ILUSTRANDO.

Los Ilustradores en los monasterios en la edad Media, tenían colgado en alguna de las paredes de la estancia ESCRIPTORIUM, un tapiz de color verde matizado, para poder descansar la vista del trabajo miniaturista que requería un gran esfuerzo visual por su parte, y el susodicho tapiz era su forma de relajar los ojos, de darse un respiro en su delicada labor. Pues bien la ilustración que acompaña, es para eso precisamente. Para que no se me agobien con lo que cuento.

ANCIANOS, vs VIEJOS.

Probablemente sean sinónimos, pero es de una claridad meridiana que las connotaciones imbricadas son diametralmente opuestas. El Consejo se Ancianos, nos lleva a un entorno y situación sociológica muy alejada cronológicamente de la actual, en la que un 1% de ? Humanos ¿ ha decidido que no los necesitan ni a ese supuesto grupo de sabios ni a la inmensa mayoría de la población, con lo que los Viejos decrépitos, también son prescindibles, y lo que piensen o sientan aun mas, pues en el mundo hacia donde quieren llevarnos no hay un lugar donde encajar a este colectivo que cada vez es mas numeroso. Por otro lado hay que reconocer que malogradamente llegar a la Vejez, no siempre significa o lleva emparejado que la persona tenga mas sabiduría, fijaros que digo sabiduría, no conocimientos que también este concepto es revisable – en función del origen, de la fuente – A veces aparece en mitad de un camino un abuelo guardando sus ovejas, que invita al caminante a un trago de agua – o vino – con el solo cometido de disfrutar de un rato de conversación, y es que al poco de comenzar ya vemos que nos ha encarrilado y encandilado con su verbo, con su criterio y discernimiento, proveniente de la Tierra, de haberla tocado, arañado, regado, abonado de tal forma que en aquel dialogo podemos observar que no son conocimientos enlatados, académicos, al uso si no que la prueba y el error han conformado su particular filosofía de Vida. Luego están los que son bibliotecas con patas, casi vacías de contenido pero con las estanterías llenas, que les hacen creer que ¿ Saben ¿. Pero al ver en la practica como es su vida cotidiana podemos observar que solo es tramoya, atrezzo, que con un soplo de viento se derrumba estrepitosamente al no disponer de esa Tierra que soportó al primero, pero raramente podrán admitir que ese escenario en el que todavía deambulan es de cartón-piedra, pues si no podrían enloquecer. Aquí vamos a la Senectud al deterioro cognitivo, a la decrepitud, con sus muchas variantes, y formas de presentación. El eterno Peter Pan, huyendo hacia delante, hasta que su físico lo para definitivamente, de manera brusca a veces o dando ligeros toques de atención en forma de achaques. El que religiosamente cree que la medicina oficial le va ha curar y salvar de todo y todos, con lo que se somete periódica y rigurosamente a análisis y diferentes pruebas, con la convicción de que su salud no depende de el. Si ahora le añadimos las maniobras de Ingeniería social a la que nos están sometiendo a través de los medios TV sobre todo, de desinformación, lavandonos el cerebro. Nos encontramos con que lo que las personas ancianas que habían vivido en un marco de referencia, paradigma, dentro del cual ellas se habían imaginado, preparado, con sus planes de pensión, sus proyectos para la jubilación, todo atado y bien atado ,después de 40 años trabajando ¡¡¡¡ DE PRONTO ¡¡¡¡ Todo se esta viniendo abajo, en todos los ámbitos, la Banca con sus pies de barro, aguantando a base de las ayudas del gobierno, que no devuelven, los políticos ROBANDO IMPUNEMENTE, y comprando de mil formas, al poder Judicial, los Funcionarios de todo tipo ¡¡¡¡¡ Que no funcionan ¡¡¡¡¡. La evidencia de que El Capitalismo es el origen de casi todos los males……….. Podríamos seguir y seguir, hasta ver que ante LA CRISIS con la que nos enfrentamos, esa supuesta sabiduría de los Ancianos es un Bien bastante escaso, casi la EXCEPCIÓN que justifica la regla, una piedra preciosa dificilísima de encontrar entre tantos escombros y barro. Con lo que nos podemos topar cada vez mas, conforme nos vamos acercando al Ultimo Viaje, es con que el circulo social de nuestro entorno se va reduciendo y ahora con la Nueva realidad aun mas, pues ha salido ha escena un jugador que sin ser nuevo – estaba entre bambalinas – mas bien muy antiguo, EL Miedo, que están utilizando y manipulando a su antojo para crear una realidad acorde con sus oscuros intereses, entre ellos que no nos relacionemos físicamente, que no confiemos en el otro, que no nos toquemos, ………………… que desechemos las emociones en todas sus manifestaciones. ¡¡¡¡ Para convertirnos en MAQUINAS ¡¡¡¡¡ Ellos lo llaman transhumanismo. El cuadro que hasta ahora voy pintando es cuando menos muy triste, mas aun al ver como esa GRAN MENTIRA que en gran manera a través de la manipulación de la educación acaecida hacia el 1900 mas o menos, cuando vieron que no necesitaban personas que supieran pensar si no solo obedientes consumidores, e implantaron los métodos Prusianos en las aulas. Como dicen “ Aquellos lodos trajeron estos barros “. Pero me agarro a una frase del Insigne Jose Luis Sampedro. “ EL Sistema esta roto y perdido, por eso tenéis futuro “.

 En un súbito impulso se abrazaron, se abrazaron, se abrazaron. Metiendo cada uno en su pecho el del otro hasta besarse con los corazones. Se sintieron latir, se soltaron y, sin más palabras, el viejo subió al coche. Las dos miradas se abrazaron aún, a través del cristal, mientras Renato arrancaba.

Un fragmento de “La sonrisa etrusca”.

CON LA FRESCA.

CON la fresca.

Me estoy refiriendo al dicho que usaban en Rienda, el pueblo de mi abuelo materno, cuando alguien en época calurosa tenia que salir caminando hacia otro lugar, obviamente para tratar de paliar dentro de lo posible los agobios y sudores generados por el sol de justicia que acostumbra a enseñorearse de la meseta Castellana en verano. Este tipo de relatos son una especie de remembranza a modo de repaso cuando nos vamos haciendo “Antiguos, por decirlo amablemente”, así que como la memoria del pasado es totalmente subjetiva, tan solo es para recrearme recordando hechos, acontecimientos que me dejaron una impronta que ha llegado hasta hoy, lo que quiere decir que esta tamizado por una parte de mi que quiere que mi historia tenga cierta coherencia, pero no sienta ninguna cátedra, es mas un divertimento. Sentados a la mesa camilla en la que se acostumbraba a comer durante el estío,en la zona mas fresca de la casa frente al tazón de achicoria y las rebanadas de pan con aceite – No había vacas lecheras en el pueblo, ni nevera para mantener la leche fresca, el café era caro, podíamos elegir si sal o azúcar – mientras el ambiente aun fresco de la mañana mantenía lo suficiente adormiladas las moscas para poder desayunar tranquilos antes de salir de camino al pueblo donde había nacido mi abuela materna, la que a penas conocí pues murió cuando yo tendría unos dos años; pero según cuentan tenia la habilidad de mediante una especie de canto y acompañándose mientras lo hacia de un repiqueteo cadencioso de unas piedras conseguir atraer los enjambres de abejas que en el momento propicio revoloteaban por los campos. Poco mas supe de ella a parte del trastorno emocional que se genero en mi casa con su deceso. Mi abuelo cada vez que visitábamos a sus cuñados y parientes de su difunta esposa, acostumbraba a llevar algunos presentes, ( Galletas, chocolate, alguna botella de anís o similar ). Con aquellos pertrechos en el zurrón, acompañados de un buen trozo de pan, algún torrezno y la bota de vino, el agua de las fuentes del camino nos pusimos en marcha . Tanto el como yo llevábamos un bastón , entre otras razones por si alguna vivora no se apartaba del camino, cosa que nunca sucedió, así que servia mas de apoyo y compañía, que de otra cosa. El primer hito en la marcha era la iglesia del pueblo con su forma y construcción habitual por esas comarcas con la espadaña alojando las campanas, y una sola nave con su correspondiente ábside, pero como solo hacían misa cuando se celebraban las fiestas o funerales, tampoco resultaba un lugar muy frecuentado. Un poco mas adelante estaban las ruinas de una ermita, a la que en determinado año decidieron recuperar los maderos y algunos de los sillares, con tal de aprovecharlos en otras construcciones. Al ser una comarca mayoritariamente de cultivo de secano, los únicos puntos en los que podía descansar la vista era en lo que le llamaban “ Los cerraos “ “ El de la Esteva” “ El de la Virgen “ lugares con alguna fuente o pozo donde abrigados a su vez por muretes de piedra el arbolado y algún huerto, nos invitaban a hacer alguna parada en el caminar. Mi abuelo era muy aficionado a contar chascarrillos, cuentos, historietas, chistes muy inocentes, de esta manera contribuía a hacer mas distraída la marcha, para los dos. A veces nuestro paso hacia levantar el vuelo a las perdices, que se mantenían a la sombra evitando el calor; o podíamos escuchar el sonido del gavilán colgado del cielo oteando su feudo su territorio, como si quisiera anunciarnos con su canto, que el dueño de aquel espacio era el. Y de vez en cuando nos llegaba el aroma del tomillo, del romero, e incluso del espliego ( la lavanda ) si era final de Agosto, pues era habitual por aquellos años que pasada la época de la trilla y la cosecha. Para ganarse unos dineros extra algunos hombres se dedicaban a segar esta aromática planta para elaborar con ella perfumes. Recuerdo también que si la caminata la hacíamos por las fechas en que los garbanzos ya estaban llenando las vainas, me resultaba muy placentero acercarme a alguna mata y como si de unas “ chuches “ antiguas se tratase, las iba desgranando poco a poco dando buena cuenta de tan peculiar golosina. Según nos aproximábamos a los cercanias de la aldea, el canto de los gallos nos recibían con bastante antelación dándonos a entender que al menos durante las horas de luz, ellos podían hacer frente a la rabosa. El paisaje sin cambiar sustancialmente, pues habría unos cuatro km. si que daba una perspectiva muy diferente a la de Rienda, pues el pueblo de mi abuela tenia muy próximo una zona de arbolado bastante abundante en variedad y extensión comparándolo con el otro, con un nombre bien esclarecedor, “ la dehesa “. También desde allí habíamos hecho algunos paseos por los aledaños. Y uno muy significativo fue cuando nos acercamos a las ruinas de un supuesto pueblo “ Morenglos “ que años atrás tuvieron que dejar sus habitantes pues según contaban – Se lo comieron las termitas ¿¿¿¿ – En ultima instancia la única muestra de que hubiese habido un asentamiento humano eran algunas paredes ruinosas que dada su envergadura debieron ser de la iglesia…… Para la imaginación de un chaval daba pie a que la fantasía y la elucubración generase un buen caldo de cultivo con el que guisar historias mas o menos interesantes con las que en aquellos tiempos en los que unicamente la radio nos retroalimentaba, en base a esta anécdota contar a los colegas de juegos los hechos bien adornados añadiendo mucha invención en función del narrador. Como en el fondo sucede ahora mismo con el relato de historias basadas en la memoria

POR LOS PELOS.

POR LOS PELOS.

Durante casi el ultimo año, había estado entrenando físicamente para que la temporada de verano en Los PIRINEOS me pillase en forma, y con bastantes metros de escalada a las costillas, la manera de conseguirlo fue no dejar ni un solo fin de semana sin salir a escalar, donde fuera, Galayos, Gredos, La Pedriza, y entre semana conseguir fondo yendo a correr siempre que podía a la Casa de Campo, con algún colega del GUM. Lo que nos obligaba a madrugar bastante para no condicionar las faenas cotidianas; pero poco a poco fuimos constatando los buenos resultados de nuestro particular programa de entrenamiento que incluía también, después del calentamiento de correr, pillar una piragua en el lago de aquel parque y hacer varios largos – mejor sin caerte al agua pues ademas de que era en invierno, olía a rayos – pero como si o si nos duchábamos con agua fría – no había de otra – el resultado era mas o menos el mismo. Con este bagaje acumulado llego el momento de encaminarnos a LA MONTAÑA. Habíamos dormido la noche anterior en Goriz y ya estábamos instalándonos en el refugio de la brecha de Tucarroya – Por aquel entonces era un Eufemismo llamarlo refugio pues había dentro mas basura que fuera, nombrarlo nevera hubiera encajado mejor con el ambiente que había -. Desde el lugar donde estábamos pudimos observar detenidamente La Cara Norte de MONTE PERDIDO, con su glaciar y sus dos barreras de Seracks en todo su esplendor, ( corria el año 1970 ), y que teniamos intencion de subir al dia siguiente;tomando buena nota de que las caídas de hielo en el primer resalte eran considerables, y muy aleatorias, lo que en cierta manera nos llevo a decidir madrugar mucho pues el frio jugaba a nuestro favor eligiendo esa opción. El espectáculo desde aquella privilegiada atalaya, con el lago de a los pies casi totalmente helado aun, en mitad del mas absoluto silencio, solo roto esporádicamente por los gemidos del glaciar y los seracs al rodar al vació y romperse en mil pedazos, mientras las estrellas y la Cara Norte del Cilindro eran los testigos que daban fe de aquellas correrías nocturnas a las que rara vez los humanos eran invitados. Nosotros tuvimos entonces entrada de primera fila en aquel particular teatro al que a la mañana siguiente estábamos invitados a subir al escenario. Decir que dormimos no se ajustaba a la realidad, pasamos la noche, y con los nervios a flor de piel comimos algo, nos tomamos un te y sin dilación, con las linternas frontales de aquel tiempo – las de la pila de petaca – aun no amanecía y ya estábamos los cuatro, Pacorro, Gustabo, Fabian y yo encordandonos de a dos, al pie de la canal de nieve que salvaba la primera barrera por le lado izquierdo. Con la tensión que nos generaba la envergadura del itinerario en el que estábamos a punto de acometer . En esos años los piolets eran con el mástil de madera, los grampones de correas y las botas no tan técnicas como ahora -. El hielo estaba duro pero las puntas de los grampones mordían bien la superficie, en la que pudimos observar bastantes piedras y regueros de fusión y de arrastre, muestra clara de que aquel era un sitio poco recomendable, del que mejor salir lo mas rápido posible; mas o menos a la mitad tuvimos que hacer una reunión intermedia, asegurada en la roca, pero la progresión de los cuatro fue buena y cuando comenzaban a tocar los primeros rayos de sol al final del corredor, ya estábamos saliendo de el hacia un resalte rocoso alejado de la trayectoria que los bloques de hielo seguían en su descenso. Contentos por aquella primera toma de contacto decidimos que ahora si podíamos almorzar algo mas consistente pues aun nos quedaba mucho día por delante, sacamos el butanillo e hicimos un te para calentar las tripas ahora no tan encogidas pero……..………………………………….mientras estábamos totalmente enfrascados en esa faena, escuchamos un CRUJIDO ENORME, en la barrera de hielo sobre el couloir que habiamos subido unos minutos antes. ¡¡¡¡¡¡¡ Se desprendio un Serack como un armario y barrio completamente la canal donde habiamos estado ¡¡¡¡¡¡ ……………. SILENCIO …… nos miramos los unos a los otros y nos echamos a REIRRRRRRRRRRRRRRRRRR ¡¡¡¡¡ Nos habíamos librado por los pelos, y lo tomamos como una especie de BUEN AUGURIO. Como de hecho fue, pues en aquellas mas de tres semanas, moviendonos por Ordesa, Balaitus, Vignemale, y Gabarnie, pudimos hacer realidad bastantes de los sueños en forma de escaladas que habiamos estado forjando a lo largo de años previos.