PAISAJES INTERIORES.

PAISAJES INTERIORES.

Hola a todos, con esta ilustración, la primera idea que me vino, fue dejarla sin texto alguno, o parrafadas que distrajeran del Contenido que estos trazos, estos volúmenes y formas, pudieran sugerir, ? con que parte vuestra conecta de una forma amable ¿, o viceversa como os repele o rechaza, a la hora de posar vuestra mirada sobre el papel. Pero al final decidí que los instantes que paso redactando, poniendo en palabras escritas los pensamientos, o disquisiciones que se originan sobre el tema en cuestión, en cierta manera son los que vosotros compartís conmigo al regalarme estos momentos de vuestra atención en la que dais una parte de vuestro tiempo para ver de que palo va hoy el susodicho; y a la vez también establece una forma de sutil conexión conmigo, que en este momento estoy tratando de expresarme de una manera que os pueda servir – Bien para decidir que, hasta aquí habéis llegado; o con curiosidad por saber como voy a seguir – Esta forma sutil y etérea, de transmitir ideas, percepciones, sensaciones, emociones , a veces. No es un producto manufacturado o un refrito de algún Bot, de estos que hoy día ya están inundando y metiéndose en todas partes, auspiciados por alguna IA. Tratando de hacernos creer que su uso y difusión no entraña riesgo alguno. – Nada mas alejado de la realidad -. Pero aquí es en donde tenemos que aportar un dato que deberíamos calibrar y sopesar, de acuerdo con que indaguemos cada uno en nuestro interior, que Vida queremos, como la imaginamos y hacia donde creemos que vamos. Por tanto y en cierta manera vuelve a plantearse la Responsabilidad de cada Ser Humano, consigo mismo, tratando dentro de lo posible de dejar de echar balones afuera, para que alguien externo asuma el Cuidado y Atención, que nos merecemos, según cada uno dentro de sus talentos y posibilidades, y su Sentido Común. Pero no quería terminar sin hacer inca-pie en un par de aspectos que considero de Gran Valor, por las vibraciones tan altas que generan, son el Humor, y la Danza, y aunque solo halla la posibilidad de mover los parpados o un dedo al ritmo de al Música de la Vida, es suficiente. Y si tan solo esbozamos una sonrisa, ya nos estamos enriqueciendo en nuestro Paisaje Interior.

Anuncio publicitario

ANDANDO.

ANDANDO.

Echarse al camino, para mas de uno que se acerque a estas lineas, el significado profundo que llevan intrínseco las tres primeras palabras, probablemente tendrá un sentido y contenido diferente para cada quien, de acuerdo a la vida recorrida, la forma de hacer el trayecto, el porque hacerlo, como y cuando hacerlo. Con estas partes trataremos de reconstruir un todo mas o menos coherente, homogéneo, que nos permita pasar un rato leyendo acerca del verbo con el que ya nos hemos puesto en marcha, dando ese primer paso, consistente en plasmar por escrito una serie de pensamientos, elucubraciones, memorias, recuerdos, y vivencias, producto directamente relacionado con el hecho físico de caminar, de no quedarse quieto, bien por pereza, apatía, inercia, desgana, o en ocasiones por problemas de orden fisiológica. Y es aquí en donde tal vez resulte mas complicado el tratamiento de este asunto, ya que conforme a la idiosincrasia de cada uno, a las particulares circunstancias que nos acompañan,- nos guste o no lo que contengan, ese es otro tema -. Así que una vez sentadas las bases, vamos a dar comienzo la caminata virtual, por este paisaje Otoñal, por los colores, con los que el autor de la ilustración, a querido usar para intentar trasladar y transmitir unos sentimientos, unas emociones, un estado de animo; que nos permita adentrarnos por medio de la hoja de papel, como si fuésemos una especie de personaje de cuento, del que no conocemos el comienzo, ni el desarrollo o el final; pues se tarta – la dislepsia, es lo que tiene que te pone en evidencia, manifestando que quiere un pastel -, trata de que cada uno que se acerque a este espacio, lo haga acompañado por la inocencia y las ganas de disfrutar de una ilustración y unas frases que le ayuden a transitar por este Presente, con la convicción de que pueden pasar un rato agradable, amable, divertido ? Porque no ¿. Mientras vemos como nuestros pies por inercia, ya han tomado la iniciativa de moverse instintivamente, mirando de no tropezar con raíces o pedruscos – Se le olvidaban las cagarrutas de Vaca, que pringan lo suyo – , mientras la fragante brisa ( ? No sera el perfume vacuno ¿ ) aromatizada con variados matices, de coníferas o arbustos que las acompañan, nos asalta como una suerte de prefacio, de carta de presentación del escenario por el cual van a transitar nuestros pasos, calmados, sin ningún tipo de apremio – pues las energías de las que disponemos, no son las de la juventud -, dando importancia al Sentir, a la Percepción, a la Integración en ese entorno, es ese ambiente que nos rodea y nos permite adentrarnos en su contenido, en su Esencia misma, siempre y cuando hallamos tomado la precaución de dejar aparcada la mente cotidiana, antes de sumergirnos en la Naturaleza. Pues la forma que tiene Ella de comunicarse con nosotros, vibra en una frecuencia muchísimo mas alta, que se sirve del sonido del viento entre los arboles, del que emite una ramita que se troncha al pisar sobre ella, o la llamada de alerta del arrendajo a sus congéneres, ante nuestra proximidad; mientras colgadas de las nubes, las chovas hacen sus cabriolas a la vez que parlotean sus estridentes mensajes como llamándonos la atención, para que vivamos el AHORA.

VUELVE a las ANDADAS.

VUELVE a las ANDADAS.

LOCATELLI : Pero hombre, ? Vamos a ver, es que no te enteras, tal vez no te das cuenta de que tan pronto, solo con que vean el dibujo, ya van ha salir corriendo ¿. ¡¡¡¡ Si Si ¡¡¡¡ . Con razón algunos ya te están calando y viendo de que palo vas. Por tanto, para unos cuantos, tus “ Pajas Mentales “ Les importan absolutamente una MIER……coles. Ya tienen bastante con lo suyo, viendo como se les esta escapando entre las manos, como si fuese esa arena de playa o de desierto, con unos granitos microscópicos, que por mas que tratemos e intentemos retenerlos a costa de apretar los puños con todo nuestro ahincó, nos daremos cuenta mas pronto que tarde, de que es una faena baldía, una pelea perdida antes de haberla comenzado. ? Y ahora que, no iras a meterte en el jardín de las Emociones ¿ , pues habitualmente en ese espacio acostumbran a haber mas malas hierbas, que amables, y las primeras arañan, tienen unos pinchos y raspas que como caigas en sus garras, lo mas probable es que termines, hecho unos zorros, lleno de costurones, moretones y cardenales – pero no de los que llevan Mitra -, o cuando menos en el trayecto por aquel espacio tu sistema nervioso, terminara como su propio nombre indica; Nervioso. Tan solo tenias que limitarte a Expresar la posible descripción o interpretación del dibujo que nos acompaña; pero no, prefieres jugar al intrépido, como si supieses algo que los demás no conocen, – nada mas lejos de la realidad -. ? No habíamos quedado en que esto es un video-juego, y que conocías las reglas ¿. – ¡¡¡AH ahora me sales con que en tu inocencia no caíste en que nadie te fuera a putear sin mas. ¡¡¡¡. Pero que iluso, y simple eres, eso es precisamente uno de los pilares fundamentales en los que los chunguitos se fundamentan para seguir impunemente con sus tropelías y desvarios . Pero bueno volviendo a la ilustración les deberías aclarar a los que aun no se hallan cansado de tus disquisiciones, peroratas, – resumiendolo, tus Rollos -. Que cuando te pones con los lapices o pinceles, a ver que es lo que puedes expresar, como lo vas a hacer; pero muchísimo mas importante es, ? Desde donde va a partir esa Expresión, lo va ha hacer desde el intelecto, la lógica, la técnica, la mente; o por el contrario va a ser una consecuencia directa e inapelable de tus Emociones, de lo que te permite Sentir, “ conmoverte”, vibrar en determinada frecuencia, sea esta del signo positivo, alta, que te haga sentir mas pleno, como si hubieses añadido una experiencia enriquecedora a tu acervo, o por el contrario, esa representación grafica te descoloca, te disgusta, la rechazas, preferirías no haberla visto nunca. En ultima instancia tiene que ver con lo que lleva emparejado cualquier manifestación de la Creatividad; que la lectura del objeto artístico en tela de juicio, estará cribada, tamizada, filtrada por la mirada profunda de cada persona. Como tu privado Pepito Grillo, te cuento que cuando te limitas a narrar las Batallitas del Abuelo, la gente no se rebota, pasa por encima sin mas como de puntillas pero llegan hasta el final, pero cuando te pones la careta de filosofo, ¡¡¡¡¡ UFFFFFFF ¡¡¡¡¡.

AERONAUTAS.

AERONAUTAS.

Cuando hablamos de Globos, lo podemos asociar a los que en las celebraciones infantiles aparecen adornando el lugar, o los que los feriantes tratan de vender a los progenitores de sus pequeños, que obnubilados contemplan sus variados colores y formas que desde las alturas les observan, animados por el deseo de conseguir uno de aquellos juguetes. Pero no es el caso como bien habréis deducido por el encabezamiento del texto. Las primeras imágenes que me vienen a la memoria son de películas muy antiguas, “ La vuelta al mundo en 80 días “ , “ Cinco semanas en globo “, “ Las Aventuras del Barón Munchausen “. El caso fue que hace ya unos años mis hijos, sabiendo de mi afición por volar, que había tratado de poner en practica por distintos métodos – alguno muy poco recomendable……. – me quedaba pendiente emular a esos antiguos aventureros que con tan solo el principio físico de que el aire caliente tiende a elevarse, y que si lo conseguían poner dentro de un tipo de tejido que pudiese aguantarlo suficientemente, conseguirían despegar del suelo, volar en definitiva.

Con estas premisas, encontraron unas personas se dedican a este tipo de actividades, relativamente cerca de mi casa. De tal manera que el día acordado madrugamos lo necesario para que con el aire frio impregnando en ambiente, resultase mas fácil poner en el aire el ARTEFACTO . Lo primero que hicieron fue llenar con Helio un pequeño globo testigo para comprobar la dirección del viento y así encarar la maniobra eficientemente. Parecía imposible que aquel amasijo de montones de metros de tela multicolor con sus correspondientes anclajes, y cordinos, extendidos sobre el suelo fuera a convertirse en un Aerostato; mientras el piloto encendía y dirigía la tobera hacia la parte inferior del globo, que debíamos mantener lo mas abierta posible para que fuera alojándose en su interior ese aire caliente menos pesado que poco a poco fue ganando volumen y dando la característica forma de estos chismes . El piloto se subió a la barquilla de mimbre, a continuación ya embarcamos nosotros tres y el ayudante de tierra dejo ir el amarre. Despegamos suavemente ganando metros dando comienzo a aquella nueva experiencia, de volar sin ruido salvo que hubiera que encender los quemadores para ganar altura; pudimos disfrutar de la vista de pájaro de paisajes familiares, del ascenso del sol en su diario paseo, poniendo colores pastel a los bosques, iluminando arboles y arbustos en aquella fría mañana de finales de otoño, en la que la limpieza de la atmósfera nos permitió contemplar, desde los Pirineos hasta el Moncayo, mientras bajo nuestros pies discurrían las aguas y nos devolvían el reflejo multicolor de nuestro Globo , deslizando su imagen sobre la liquida superficie. En un momento nos dimos cuenta de que al haber una calma del viento , era como estar suspendidos sin rumbo, entonces el Piloto prendió los quemadores, y ganamos unos metros, hasta volver a la corriente dominante. Desde aquella altura resultaba muy fácil ver por donde iban los caminos, las carreteras y las pistas y gracias a ello y a la radio podíamos indicar al ayudante en tierra como y por donde era que debía dirigirse con objeto de buscar un punto idóneo para el aterrizaje y posterior plegado de la Vela, una vez vaciada de aire caliente. Curiosamente una vez en el suelo te das cuenta de dependiendo desde donde puedes mirar las cosas, el resultado es muy distinto y tienes una visión mas de Conjunto, o mas particular y puntual.

MIRADA de OLAS.

MIRADA de OLAS.

Apenas sabia dar los primeros pasos y se encamino directo hacia la orilla, sin ningún reparo hasta que al llegar al borde, sorprendido vio que la ola volvía hacia el sin miramiento y dando la impresión de que quería alcanzarlo a toda costa; con lo que en ese momento se dio la vuelta huyendo despavorido del agua. No sin algo de razón pues en una ocasión en la desembocadura del Rio de La Plata, viajando por aquellas latitudes le toco vivir una experiencia limite, en la que pudo sentir en carne propia el significado profundo y trascendental, aparejado al hecho del que no en todas las ocasiones, a posteriori, se pueda recapacitar, analizar, reflexionar y extraer alguna conclusión, – los estas poniendo en ascuas, en solfa, preguntándose ? A ver por donde nos sale ¿. – Pues si vivir un naufragio, teniendo que nadar para llegar a la costa de una isla, con el agua a una temperatura rondando entre los 10 a 12 centígrados; la juventud de nuestros protagonistas jugó un papel primordial, a la hora de conseguir terminar el evento con consecuencias normales dadas las circunstancias, pero que rozaron los limites de la realidad. Aquellos acontecimientos sin pensarlo conscientemente, estaban preparando y abonando el terreno para sentar unas bases Solidas, en tanto en cuanto, establecer limites, fronteras no traspasables, normas, reglas de juego no escritas pero imbricadas profundamente en la psique, a cerca del terreno de juego en que se estaban moviendo, el MAR, La MAR, en donde sus fluctuaciones, ritmos, cadencias, vibraciones, calmas, ciclos naturales, mareas, profundidades, oleaje, y vientos, creaban una panoplia de ingredientes, factores todos y cada uno de ellos susceptibles de ser sometidos a una observación muy detenida, en profundidad, con la que sopesar, calibrar, comparar, y discernir, con objeto de poder Leer en esa superficie liquida ondulante, cual, cuando, como, donde, porque, y elegir, con un porcentaje alto a favor, de forma que la decisión tomada les permita salir airosos de cualquier situación dada. Pero conseguir esa cota de seguridad relativa ha requerido de muchos días metidos en el liquido elemento, teniendo como premisa que el humano frente al Mar, es una especie de David y Goliat, asumiendo la insignificancia del mismo ante la Naturaleza. De aquí que para Pescadores Marinos y allegados, miren a las personas de tierra adentro con un cierto aire de superioridad. O que en el caso de navegantes solitarios, al llegar a tierra sientan que la misma se mueve bajo sus pies, y que para poder regresar a un ritmo circadiano de sueño, vigilia, acorde al entorno; alguno tenga que recurrir al alcohol para poder conciliar el sueño.

SOLO. Caminar.

SOLO. Caminar.

El caminante hacia ya dos días que había viajado en avión desde Barcelona a Sevilla, donde estaban ultimando los detalles para la S. Santa, con lo que las en las calles céntricas se veían ya andamios, estructuras destinadas a acomodar los que iban a acudir a las típicas procesiones. Pero sin dilación se dirigio hacia el puente de Triana, se adentro en el barrio, para poco a poco dejar a su espalda el bullicio de la ciudad, que no tardó en desaparecer de su mente, ya centrada en esa primera andadura de lo que seria una larga travesía, mayormente en “Solo”. Aun siendo primavera por aquellos pagos, y más caminando, la alta temperatura se notaba y cuando encontró en mitad de la pista un riachuelo al que había que meterse, si o si, después de haberse descalzado y sacado el pantalón; la frescura del agua le dio ánimos para llegar al primer pueblo donde pernoctar. Lo hizo en el suelo del polideportivo del ayuntamiento; tal vez como queriendo adquirir la costumbre, ya que durante ese largo trayecto le podía tocar dormir en variopintos escenarios. Los penetrantes olores de los cantuesos y las jaras, fueron los acompañantes a destacar como compañía durante aquella segunda jornada, en la que consiguió acceder cuando aun el sol no se ensañaba demasiado con los caminantes, al albergue en las afueras del lugar donde dormiría. Aquí ya empezaron a aparecer mas personas, algunas en grupo, otras solas pero que con una intención muy similar a la hora de adentrarse en esas sendas y caminos. De ello, de los porqués, cuando, como, y las intenciones; se hablo en la tertulia de la merienda cena, en la que dieron cuenta de las viandas adquiridas en la tiendecita del pueblo que no abría sus puertas hasta cerca de las 6 de la tarde, pero cerraba pasadas las 10,( El motivo, lo contó un abuelo, que sentado en un banco de la plaza, les explicaba, que con las altas temperaturas, los vecinos trataban de mantenerse a la sombra tanto como podían).

Nuestro protagonista hacia las 4 y media de la mañana ya estaba despierto y como la etapa iba a ser bastante larga y aun estaba en rodaje, quería ir solo, y decidió partir a aquella hora. Salio tratando de no despertar al resto del personal y a las afueras del pueblo encendió la linterna frontal, y empezó la jornada nocturna; no tardo mucho en apagar la linterna pues los primeros 15 km, eran por un pequeña carretera sin apenas trafico, con lo que se adentro en la semioscuridad de la noche, alerta a los sonidos de los animales noctámbulos – ?Querrás decir nocturnos ¿, Eso también, ademas de noctámbulos -, los cantos de los grillos y alguna rana trasnochadora, el vuelo silencioso de las lechuzas y mochuelos, el trote asustado de algún corzo; todo ello en un ambiente de formas y volúmenes, poco definidos, desdibujados, arropados en las penumbras, apenas intuyendo a quien o que pertenecían. La cadencia de la marcha fue dando paso sutilmente a cambios casi imperceptibles en la luminosidad del cielo, que por Levante aclaraba sus tonos imprecisos de la noche, preparando la paleta añadiendo matices rosas, verdes apenas tintados, queriendo llamar a los amarillos y dorados de los primeros rayos de Sol. Para entonces, el rumbo le había adentrado en una dehesa mas salvaje, donde el bosque señoreaba a sus anchas con las luces primeras, que le condujeron al encuentro de un convincente arroyo que lo invito a tomarse su tiempo para comer algo y poner sus pies a remojo para que descansasen. Mientras estaba haciéndolo, pudo oír que pasaba un grupo de los que había visto el día de antes. Así que se felicito por haber tomado la opción de caminar solo, para poderse ver, observar, calibrar, repasar; sin tener que mantener una charla o conversación para guardar unas apariencias. Pues poder Ser El, sin mas era uno de sus deseos, para el mes largo que duraría aquella travesía.

PALEANDO que es GERUNDIO.

PALEANDO que es GERUNDIO.

La estación infernal donde nieva horizontal “. Podría ser el sobrenombre de este texto, pero de lo que vamos a hablar hoy es de algunos tópicos en torno a las Estaciones de ski, – que no tienen nada que ver con las de tren -. Cuando le decían a alguien que trabajaban en la nieve, la pregunta, con respuesta implícita, que surgía era : ? Eres profesor de ski ¿. Como si fueran los únicos que trabajan en esa clase de entornos. El caso era, que cuando empezó hace casi sesenta años la andadura de mas de uno por esos andurriales; cuando se abrían los remontes, a veces para tan solo un centenar de personas, y las maquinas para tratar, desplazarse o remover la nieve, o no existían o tan solo se utilizaban cuando había que pisar la nevadas recientes; no existían motos de nieve, ni cabrestantes para anclar las maquinas, ni cañones para innivar, ni bulldozer para romper ventisqueros o cornisas. Vamos que por aquel entonces mas que una época “ Digital por lo del dedo “ , era manual pues con esas extremidades se agarraban los mangos de picos y palas, con los que realizar la gran mayoría de trabajos en las pistas de ski. Como fue el caso que podemos observar en la imagen. El ámbito geográfico en el que se desarrolló aquel hecho, estaba sometido a unos tremendos temporales de nieve, acompañados por vientos muy fuertes, las ventiscas se hacían presentes durante días enteros, con lo que se originaban a sotavento unas cuñas de viento de varios metros de una nieve muy fría, apretada y compactada que en determinados casos daba lugar a que las llegadas de los teleskis, o de los telesillas quedasen semi-enterradas, como fue en esta ocasión; en la traza del remonte se acumulo un espesor cercano a los 5 metros en algún punto, tapando incluso el cable del telearraste. Y como podéis imaginar, aquello había que habilitarlo mas pronto que tarde; era prioritaria aquella faena, así que se echo mano de cualquier empleado que no fuera imprescindible para el funcionamiento del resto de las instalaciones, pisteros, personal de mantenimiento, de maquinas, aproximadamente fueron unas 10 personas, en momentos puntuales alguna mas, que comenzaron el trabajo hacia las 9 de la mañana, frente a un ventisquero apelmazado, que con una sonrisa sarcástica los miraba de soslayo, como queriendo decir – Vais a ver lo que cuesta un peine, a sudar la gota gorda, la delgadita también, no os lo voy a poner nada fácil si no todo lo contrario.- Al comienzo el frio se dejaba sentir con fuerza, pero conforme el sol ganaba altura y el ejercicio se acompasaba adquiriendo un ritmo, pausado pero uniforme, acorde al maratón que les quedaba por delante, la ropa de abrigo fue sobrando, ….. Hacia el medio-día, se vio claro que a pesar del trabajo bien coordinado y homogéneo, no conseguirían desembarazar el cable del blanco obstáculo hasta la tarde; quedaba muy claro que todo aquel día iban a estar paleando nieve hasta conseguir dejar expedito el paso para los esquiadores. Por fin al día siguiente, se pudo utilizar aquel remonte. Ósea que, para que los aficionados a esta disciplina puedan disfrutar de su deporte favorito, se requiere del esfuerzo – En ocasiones, DE MUCHO ¡¡¡ – de bastantes personas.

SIN DRON.

SIN DRON.

Corría el año 1971 – ? Como que corría, como corre un año, si no tiene patitas ni nada que se le parezca ¿, es una licencia literaria, ¡¡¡¡Ahhhh. Eran tres jovenzanos, con muchas ganas de aventura y de ponerse a prueba ellos mismos; incluso para uno de ellos era bastante inminente la partida hacia el cumplimiento del servicio militar. Con lo que no contaban era con el hecho de que la meteorología distaba mucho de ser la habitual para ser finales del mes de Junio, pues no solo había mas nieve de la habitual, si no que además cuando las nubes se enfadaban lo hacían precipitando aun mas nieve, que si bien resulta muy fotogénico, cuando tenían que abrir huella sin haber pasado nadie antes, resultaba muy arduo; como fue en el caso de la ascensión al Monte Perdido, en la que coincidieron con el medico Mariano Arrazola, ( Que había estado en la expedición al Caucaso ) que con uno de sus hijos apareció en la antigua borda, que había sido usada por los pastores de aquellos puertos, y los contados montañeros que frecuentaban ese lugar, antes de que se construyera el Refugio de Goriz, que abría sus puertas solo en verano mas o menos desde principio de Julio hasta fin de Septiembre; durante tiempo que dedicaron a aquella zona de montaña, en las pocas escaladas que pudieron hacer tuvieron que calzarse los grampones para salvar los pasos en que el hielo se mantenía adherido a la roca, y seguir por la misma sin descalzarse de sus pinchudas herramientas, por lo que en cierta forma podríamos considerar, que aunque no fuera exactamente el moderno “ Dry tooling “, era un antecedente del mismo, que en cierta manera les dio una nueva perspectiva de por donde iría la progresión de esas nuevas técnicas. Cuando llegaron los guardas al Refugio, se trasladaron allí los últimos días de su estancia , para dirigirse posteriormente hacia el Vignemale, en Francia, pasando por la brecha de Roland, donde escalaron el dedo de la falsa brecha, para descender después a Gavarnie y continuar dándole al calcetín, si la climatologia no se ponía farruca,- que si lo hacia mas veces de las que hubieran deseado – Con lo que la improvisación a la hora de aguantar el chaparrón de lluvia en una cabaña de pastores, pasaba por confeccionar toda una baraja improvisada con papel de periódico escribiendo con bolígrafo el valor y el palo de cada trozo; mientras afuera el temporal lucia sus mejores galas. Después de subir a Baysalance, e la bajada hacia el refugio de las Oulettes , pudieron observar el Couloir de Gaube, y la cascada de seracs del Petit Vignemale, que lucían muy cargadas de nieve pero atractivas. Su intención era tratar de escalar el primero de ellos. Pero al entrar en el edificio vieron que había dentro un grupo muy numeroso de catalanes, con Jordi Pons al frente, eran unas 11 personas y todos ellos se preparaban para escalar al día siguiente el renombrado Couloir; después de sopesar pros y contras, les pareció poco seguro meterse en esas condiciones, así que optaron por “ Los Seracks “. Y aquí esta la explicación del encabezamiento. El punto de vista desde el que esta planteada la ilustración es totalmente producto de la imaginación pues  la perspectiva solo se podría captar por medio de estas nuevas herramientas que hoy día proporcionan un ángulo Nuevo para los ojos de aquellos a los que la costumbre de creer que ya las conocen a fuerza de veces y mas veces de visitarlas; les proporcionan esa Nueva Visión.

PD. Unos años después , trabajando en una estación de ski, resulto que el jefe de seguridad de pistas había formado parte del grupo de los 11 del Couloir de Gaube; y me contó – menos mal que nuestro grupo cambio de idea, pues resulto una ascensión problemática, con tanta gente -.

SIGUE al CONEJO BLANCO.

SIGUE al CONEJO BLANCO.

La primera referencia a este animal, creo que apareció en la novela de “ Alicia en el País de las Maravillas “, como una especie de guiá en aquel peculiar mundo en el que las leyes físicas no son las de la supuesta realidad, en la que la protagonista del relato y después en la película, con personajes que pasan de ser una luna menguante a convertirse en un gato parlanchin, o el sombrerero loco que esta celebrando su “ No cumpleaños “, o la oruga con su narguile, ? Personajes de ficción ¿. ? O tal vez la ficción este instalada en lo que llamamos realidad ¿. Pues en la otra película en la que vuelve a aparecer el conejo blanco, es “ Matrix “, en esta ocasión en forma de tatuaje sobre la parte posterior del hombro izquierdo de Trinity. Huelga decir que en esta ultima filmación, se plantea de diferente manera a la narración de Lewis Carroll el mismo asunto, es decir; la cotemporalidad de dos mundos distintos, uno de ellos Digital, en el que las maquinas y la IA. Gobiernan y controlan esa otra realidad, nutriéndose de las energías de los humanos, sean del signo que sea de acuerdo a la vibración de cada uno. En el primer caso nos encontramos con la Fantasía, de la reina de los naipes que por todos los medios no hace otra cosa que querer cortar la cabeza a todo el mundo que se le oponga o que no sea de su agrado. Mientras ese personaje del Conejo Blanco viene a simbolizar un atisbo de cambio, de transformación mas bien, mediante los juegos, las danzas, las expresiones de sentimientos y emociones, en ocasiones transmutándolos, no sin antes haber tomado conciencia de ellos, mirándolos sin miedo, observando que color tienen, que sonido, como huelen, a que saben, pesan mucho, son ligeros como una pluma, nos repiten sin descanso sus anhelos, distraen nuestras reflexiones, tienen sombra o no; poniéndoles nuestra atención, y nuestra intención de procesarlos por medio de un verdadero Observador como es nuestro Corazón.

Verbalizar, o mas bien en este caso concreto, poner en palabras, oraciones, párrafos, en estos momentos tan extraños, no deja de ser una especie de atrevimiento, al que te lanzas sin saber si saltas a un lago profundo o tan solo es un charco en el que termines despanzurrado, magullado, maltrecho; pero como resulta que cada uno vera o leerá aquello que este en sintonía con el con su frecuencia vibratoria pues tampoco sabrás que entendieron o como interpretaron las ideas que aquí has plasmado, ni si tan siquiera alguien las leyó.